Ley de tarjetas de crédito: ¿protección o riesgo?

Art.45 LeydeTarjetasdeCredito,ProteccionRiesgo

 

 

Marzo ya está encima y la ley de tarjetas de crédito en Guatemala entra en vigencia, por lo que los bancos han venido haciendo los cambios necesarios para poder cumplir con la ley sin ningún retraso. Esta ley, que tanto clamaba tener como objetivo la terminación de los abusos de los bancos con respecto a los cobros (tasas de interés y el acoso para exigir el pago), tendrá otros efectos negativos de los cuales no se había percatado la gran mayoría: el incremento de precio de otros servicios financieros, y el desplazamiento al mercado informal y, por lo tanto, desregularizado.

El primer efecto ya no es tan invisible, pues desde la semana pasada todos los bancos han estado publicando avisos de las modificaciones que se deben hacer para cumplir con la ley. No obstante, estos avisos no sólo contienen la nueva tasa de interés y los nuevos días de pago sino que los nuevos precios de membresía para el acceso a beneficios, de seguros por robo y fraude, entre otros. Claro, esto restringe quién podrá obtener una tarjeta de crédito, y a quienes se les ofrece las mismas pues a mayor sea el precio, menor será la cantidad de personas que demandarán las tarjetas. Pero este efecto “positivo” nos lleva al segundo efecto negativo que ciertamente ha sido invisible a la vista de muchos: el desplazamiento de quienes se quedarán sin entrar al mercado de tarjetas de crédito al mercado de préstamos no regulados.

Si bien es cierto que las tasas de interés estaban yéndose por los cielos, que las llamadas insistentes de cobro eran bastante molestas y que no se midieron con la repartición de tarjetas de crédito, no podemos hacernos los de la vista gorda e ignorar que aquella persona que ahora no podrá conseguir crédito inmediato en los bancos irá a otro lado a buscar lo que no pueden darle en estos por requisitos de la ley. ¿Qué tiene de malo que las personas busquen crédito en otras empresas distintas de los bancos? En realidad nada, siempre y cuando exista cierto tipo de regulación o normativa que establezca límites de crédito y una buena administración de riesgos.

El sistema bancario guatemalteco es conocido por ser tan conservador en la rigidez de sus normas, lo cual ha permitido que sea bastante estable al decretar razones financieras mínimas que los bancos deben mantener para evitar riesgos de liquidez, crediticios, entre otros. Además, los bancos en Guatemala se rigen bajo la guía de normas internacionales –Basilea I–  las cuales no les permiten otorgar más del “15% del patrimonio computable a una sola persona individual o jurídica (…), [o más del] 30% a dos o más personas relacionadas entre sí que formen parte de una unidad de riesgo[1]. Sin embargo, estas reglas solo aplican a instituciones bancarias, sociedades financieras, almacenadoras, aseguradoras, casas de cambio, casas de bolsa y grupos financieros. Si una empresa no está registrada de esta manera, la Superintendencia de Bancos (SIB) no podrá regularla. Tal es el caso de las múltiples empresas que otorgan créditos inmediatos de hasta Q60 mil en menos de 24 horas.

Estas empresas no sólo no están reguladas sino que han recibido múltiples demandas en los últimos años. Estas demandas son por las inmensurables tasas de interés, el acoso por más que solo llamadas para cobrar y que los prestamistas terminan pagando hasta 5 veces más del monto originalmente prestado. ¿Irónico no? La única diferencia entre estas demandas y las dirigidas a los bancos es que las de las de los bancos sí tienen un demandado a quién el sistema judicial podrá perseguir y una base normativa por la cual guiarse. En lo que respecta a las empresas prestatarias no reguladas, no tienen base normativa y se han presentado ya varios casos en los que ni siquiera aparecen registradas en el Registro Mercantil. ¿Cómo proceder a continuar el debido proceso judicial de la demanda sin un acusado? Sin embargo, estos riesgos no son los primeros pensamientos que vienen a la mente del prestamista que necesita el crédito. Lo que ellos ven es la facilidad de prestar montos altos en menos de 24 horas con nada más que la presentación de su Documento Personal de Identificación (DPI), ser mayor de 25 años y dar una garantía de tener un ingreso estable por más de unos cuantos años. ¿Quién no quisiera prestar sin mayor restricción? Pero lo que no se les comparte a los prestamistas es que las tasas de interés pueden llegar hasta un 5% diario. ¿Cómo luce esta tasa ante la regulación mediante la Ley de Tarjetas de Crédito de no exceder más del doble de la tasa promedio de interés activa?

La ley tenía como objetivo principal proteger al prestamista de las usureras instituciones bancarias que andan cobrando altísimas tasas de interés y encima hostigan a los beneficiarios por medio de llamadas para que paguen a tiempo, pero el efecto real que tendrá es lanzar a los prestamistas, con menor ingreso, a los lobos, donde la regulación y normativa no puede llegar. Y entonces, ¿qué otra medida se pudo haber adoptado para evitar el innegable abuso? Pues resulta cierto que ninguna medida extra tendría que ser adoptada si los call centers no acosaran a los prestamistas, pero estos no habrían tenido la necesidad de llegar a tal extremo si los procesos judiciales en Guatemala se respetarán y fueran eficientes. No obstante, este no es el caso. Las demandas por falta de pago toman varios meses, o hasta años, para que se emita una sentencia. Lo mismo aplica para las tasas de interés altas, pues los cobradores de tarjetas de crédito probablemente acudieron al aumento de tasas de interés como un método de filtraje.

La ley de tarjetas de crédito trae consigo efectos negativos de los cuales pocos han podido percatarse: el aumento de precios a servicios bancarios complementarios y la fuga de prestamistas del sistema financiero regulado al no regulado. Acudir a una ley con estos efectos colaterales, casi invisibles, es innecesario cuando el Estado de Derecho funciona con un sistema judicial eficiente.

 

A.45 TasaCrecimientoCredito

Fuente: Datos propios a partir de información de la Superintendencia de Bancos.

 

[1] Artículo 47 Concentración de inversiones y contingencias, Capítulo II, Ley de Bancos y Grupos financieros.

 

Obtén nuestro informe exclusivo sobre la metodología que usamos para predecir recesiones. ¡Es gratis!

RECIBIRÁS NUESTROS CORREOS SEMANALES

Estefanía Luján

Estefanía Luján

Licenciada en Economía con especialización en Finanzas, por la Universidad Francisco Marroquín. Ha participado en seminarios del Instituto Juan de Mariana y de Institute for Humane Studies.

En la Universidad Francisco Marroquín, es, actualmente, auxiliar de cursos de economía tanto en el Centro Henry Hazlitt como en la Facultad de Ciencias Económicas, donde también es asistente de dirección de la carrera de economía. 


Obtén nuestro informe exclusivo sobre la metodología que usamos para predecir recesiones. ¡Es gratis!

43 Comentarios

  1. Mayra Gonzalez el 1 marzo, 2016 a las 10:59 am

    CONSIDERO QUE TOMARON MUY A LA CARRERA ESTA DESICION PUESTO QUE NO SE ENFOCARON DIRECTAMENTE A LAS ALTAS TAZAS DE INTERES Y AL MONTON DE MOROSOS SI NO QUE AFECTARON A UN GRAN GRUPO DE GENTE QUE SI LLEVABAMOS NUESTROS GASTOS CON TODA RESPONSABILIDAD. Y NO SOLO ESO YO JAMAS PAGUE UN SOLO CENTAVO DE MENBRECIA AHORA ES OBLIGACION . QUE MAL SEÑORES DIPUTADOS QUE TIENEN USTEDES EN LA CABEZA .

  2. Rosalinda Rodriguez el 1 marzo, 2016 a las 11:08 am

    Pues yo tengo varias tarjetas empezare a cancelarlas ya que dentro de mi presupuesto no tengo para pagar tantos seguros, ya que en mi caso si me perjudica.

  3. Eduardo A. el 1 marzo, 2016 a las 12:56 pm

    El riesgo ha existido siempre con las casas de prestamos que existen hace mucho tiempo aun sin la existencia de esta ley… La demanda que somos los usuarios deberíamos determinar que clase de oferta nos conviene tomar en el futuro… si una tarjeta ya no representa un beneficio lo lógico sería cancelar y buscar una que se ajuste a mi demanda. En todo caso lo ideal sería no usar más tarjetas de crédito y obligar a los bancos a ofertar mejores beneficios pero solo es un ideal.

  4. Rogelio Del Cid el 1 marzo, 2016 a las 4:27 pm

    Los bancos tratarán de recuperar por otros medios, los millones que ganaban con los intereses leoninos de las tarjetas de crédito…. Ellos nunca pierden. Quien pierde siempre es el usuario…

  5. Ernesto Guevara el 1 marzo, 2016 a las 5:14 pm

    Primero habría que analizar si es legal o no que todos los emisores, sin siquiera haber entrado en vigencia la ley, estén ya fijando cobros de membresía, seguros, etc., será a las autoridades correspondientes a quienes le tocará analizar este aspecto. Por otra parte, este artículo está analizado desde el punto de vista capitalista, de la UFM tenía que ser, si bien es cierto que esta ley castiga a la gran mayoría que son los que menos ingresos poseen, lo que realmente no se ha visto, ojo señorita periodista, es que nos trae un gran beneficio al no poder seguirnos endeudando con este medio de pago, lo ideal será mejor solicitar un crédito fiduciario con una garantía fiable, con un mejor plazo y sobre todo una mejor tasa de interés. He dicho!

    • alujan alujan el 3 marzo, 2016 a las 9:53 am

      Buenos días estimado Ernesto,
      Primero que nada, le agradezco haberse tomado el tiempo para leer el artículo. Segundo, no soy periodista, soy economista como lo dice en mi perfil de la página. Y tercero, no estoy de acuerdo con que la ley permitirá que la gente deje de endeudarse pues aunque cancelen todas los servicios de tarjetas de crédito, si la persona no tiene conciencia de sus finanzas seguirá endeudándose por más de lo que puede cubrir. Así que no es responsabilidad del banco sino del usuario hacer un correcto uso del crédito porque sólo él sabe cuánto gana en realidad y cuánto gasta.
      ¡Muchas gracias!

  6. Virginia Lima el 1 marzo, 2016 a las 7:48 pm

    Claro que cancelare las tarjetas algunos bancos notificaron otros callada la boca aumentaron el seguro por que saben que la mayoría hará lo mismo.

  7. Juan Miguel Aguirre el 1 marzo, 2016 a las 9:31 pm

    Interesante artículo, aunque le dejo dos comentarios:

    – El mercado de préstamos no-regulados ya existía; siempre ha existido, y nunca ha sido regulado. Me parece que ahora resultará evidente a todos los que antes no teníamos la necesidad de recurrir a ellos. (Aunque realmente, el tema de fondo es la cultura de uso de dinero de los ciudadanos, pero ese es tema de otra conversación.
    – Entiendo que usted utiliza la palabra “prestamista” para referirse a los prestatarios. Prestamista es aquella persona (individual o jurídica) que se dedica a prestar dinero, y prestatario es aquella persona quien recibe dinero en préstamo.

    Creo que el comentario que hoy presenta merece un mayor análisis, y al menos un par de editoriales más para profundizar en el tema. De lo contrario, sería nada más que una repetición de lo que muchos han dicho hasta el momento.

    • alujan alujan el 3 marzo, 2016 a las 10:05 am

      Buenos días estimado Juan Miguel,

      Agradezco el tiempo que dedicó para leer el artículo con atención y por sus comentarios. Tiene toda la razón, y muchas gracias por corregirme. En seguida lo cambio.

  8. Hector Cap el 2 marzo, 2016 a las 9:20 am

    Perdonen señoritas… pero el cobro de Menbresia y seguros no los establecieron los Diputados!!! Sino mas bien los mismos Bancos lo estan haciendo por la misma molestia de haberles puesto un tope a sus intereses que eso no es malo, a ellos en ningun momento se les prohibio cobrarlos, que no los puedan cobrar a su gusto y antojo es otra cosa…ademas cada Banco tiene diferentes politicas para cobrar Membresia y ahora ellos mismos no la estan Respetando. Por Ejemplo Bac en su publicidad y por escrito le mandaban a uno correo directamente de un ordenandor del Banco donde hacia constar la Membresia Gratis de por vida y ahora ellos fueron los primeros en Cobrarla mensual.. y entonces ahi nos podemos dar cuenta que la furia de ellos la manifiestan sobre el cliente, solo ahi demuestran la manera como ellos cuidan y protegen a sus clientes puntuales….

    • alujan alujan el 3 marzo, 2016 a las 10:15 am

      Buenos días estimado Hector,

      Le agradezco el tiempo dedicado para leer el artículo. Con todo respeto me permito hacerle unas observaciones a su comentario. Primero, solo una señorita escribió el artículo: mi persona. Segundo, en ningún momento acuso a los diputados de haber establecido cobros de membresía y seguros. Creo que, claramente, digo que son los bancos quienes mudaron sus cobros a otros servicios. Y tercero, esas políticas se habían establecido con las reglas del juego anteriores. Cuando las reglas cambian, los jugadores cambian su estrategia.

  9. CrowDER el 2 marzo, 2016 a las 12:19 pm

    Rosalinda Rodriguez, va tarde, yo ya empecé a cancelar las tarjetas que por “comodidad” tenía, pagar al rededor de Q60.00 quetzales por cada una, es un gasto innecesario que no cubre el 5% de devolución en la tarjeta de Walmart por ejemplo, claro los Q60 son en promedio ya que de Q20 a Q40 pode seguro y a eso dividamos la membresía de 12 pagos y sumamos a la cuota de seguro, y como dice Mayra Gonzalez afecta a los que pagamos a tiempo. Una de cal y una de arena.

  10. Patty el 2 marzo, 2016 a las 12:22 pm

    Esas son las malas decisiones que toman los diputados, ya que obligarnos a pagar un seguro y membresia dnos estan causando una deuda mayor y con un seguro que posiblemente nunca utilizaremos

  11. Miguel Sarti el 2 marzo, 2016 a las 12:49 pm

    Lamentablemente esto afecto a los clientes responsables que si pagaban su tarjeta a tiempo sin necesidad de pagar intereses, moras y de manchar su record crediticio. Es un retraso a la economia guatemalteca ya que el consumo sera menos por este medio tan practico y seguro para las personas que si saben utilizarla.

  12. Fernando Estrada el 2 marzo, 2016 a las 12:53 pm

    Y saben uds. Una de las causas q ocasiono la quiebra de muchos bancos en ee.uu.? No fue el crédito indiscriminado? Para tener un ley de bancos eficiente hay q sacar a los banqueros de la jm

  13. JB el 2 marzo, 2016 a las 1:40 pm

    Se cancela la tarjeta y ya. Casi todos pagaban un seguro la unica diferencia que era voluntario, cuando aparece la palabra obligatorio la percepcion cambia.

  14. Corina Arreaga el 2 marzo, 2016 a las 2:08 pm

    yo también tenia varias tarjetas de crédito y las usaba bien, pero no culpemos a los diputados creo que la ley es buena, ya que protege a los usuarios, lo que tenemos que hacer es devolver las tarjetas por los cobros extras que nos están poniendo, recuerden que en el mercado todo es oferta y demanda y si todos las devolvemos se verán obligados a cambiar de actitud, ya que los cobros que los bancos están poniendo no es porque sean necesarios por la nueva ley, si no para que precisamente los que manejamos bien nuestras tarjetas pensemos que la ley es mala cuando no es así. Es una estrategia para presionar a las autoridades y que piensen que se equivocaron cuando no es así. Y si como se menciona en este artículo la gente va a parar con prestamistas va a ser porque van a prestar un dinero que no van a poder pagar, porque por algo los bancos tienen un limite para otorgar prestamos de acuerdo a los ingresos de las personas no porque sean tacaños si no porque según estudios es lo que la persona puede pagar, entonces simplemente no nos endeudemos más allá de lo que podemos pagar.

  15. Ronald Mendoza el 2 marzo, 2016 a las 2:15 pm

    Buenas tardes, al final todos pierden las tarjetas de crédito cobran por su uso el 5% y mas a los establecimientos sobre la venta al final los bancos no pierden del todo, con la politica que estan ajustando ellos van a perder mas porque se estan cancelando las tarjetas el uso de va ha reducir y van a tener que ceder pagamos intereses, se les paga por su uso que mas quieren lo veo mas negativo las medidas que estas implementando al poco tiempo va a venir un emisor mas inteligente no va a tener esos cobros va estimular su uso y las demas van a tener que ceder de momento es malo pero con el tiempo van a tener que ceder es mejor tener una entrada reducida que una entrada nula

  16. Karina Diaz el 2 marzo, 2016 a las 2:58 pm

    El problema son los emisores de tarjetas que les gusta jugarle lavuelta a las leyes y por eso solo andan buscando como fregar a los usuarios de las mismas.

  17. Sergio Ramirez el 2 marzo, 2016 a las 3:47 pm

    Estoy con ustedes estimados tarjetahabientes, afecta al que lleva bien sus gastos, empezare a cancelar cada una de mis tarjetas…

  18. Antonio Duran el 2 marzo, 2016 a las 4:05 pm

    JAJAJAJAJA ….. UFM tenian que ser
    En primer lugar cual era el porcentaje real de tarjetabientes antes de las famosas “visacuotas” en relación a la población total de Guatemala .. (Mínimo por no decir despreciable) que hicieron entregar estos micro creditos sin restriccion alguna a ciudadanos jovenes e inexpertos con el fin de aprovecharse y lograr grandes ganacias en concepto de intereses, mora y nuevamente intereses sobre estos ultimos mes a mes, tampoco nos hagamos de la vista gorda, personalmente trabaje en una de estas instituciones y el 78% de sus ganancias provenían de los tarjetahabientes mororsos, por lo que sus sistemas estan diseñados para que aquellos pocos clientes que trataban de manejarse financieramente correctos eran tentados con extrafinanciamientos, aumentos al limite de crédito, ventas especiales hasta que lograban el cometido de hacerlo pagar interes y mejor aun hacerles caer en mora .. ahi estaba el negocio y la oportunidad de lavar muuuuuuuucho dinero

    • alujan alujan el 3 marzo, 2016 a las 10:25 am

      Buenos días estimado Antonio,

      Agradezco el tiempo que dedicó para leer el artículo. Con todo respeto me permito responder a su comentario. Los bancos no obligaron a nadie a endeudarse. Las tentaciones están siempre. Uno mismo es el único responsable de las decisiones que uno toma, aún cuando hayan “apetitosas” opciones alrededor, uno siempre tendrá la opción de voltear la mirada.

  19. Guillermo el 2 marzo, 2016 a las 5:19 pm

    Pienso que el análisis compara mal el problema, la situación es correcto deriba de los abusos que menciona principalmente pero lo que no dice es que los bancos sub contrataban empresas de cobranza sin escrúpulos ni repeto por los usuarios, no dice que él fraude es una responsabilidad compartida entre el defraudador, el banco y el cliente ya que este último es responsable de sus datos, cuidar sus tarjetas y donde transaccionan, que derivado de la ley de responsabilidad ahora el comercio es responsable del fraude, que la incorporación del chip redujo el fraude por clonación de tarjetas y que ahora el fraude ocurre más por transacciones por internet y colusión interna de los empleados bancarios y que por lo tanto ahora es menos nesesario el famoso seguro que no es más que otro abuso ya que asegura al banco no al usuario ya que si se comprueba que es negligencia del usuario no le pagan, y si es culpa de alguien más está el seguro que tal….

  20. Carlos Palomo el 2 marzo, 2016 a las 5:38 pm

    Adicional agregue que la tasa que esta ahora para las tarjetas es la promedio ponderada que tienen los bancos, ahora, los bancos le van a subir la tasa a los creditos, lo que repercute en que la tasa promedio suba, es decir de todas formas el que pierde es el cliente porque por ley le pueden subir la tasa de la tarjeta, por ejemplo hoy esta al 13, la de la tarjeta queda al 26, le suben las tasas a todos creditos sube al 20 la promedio y la tarjeta le puede cobrar 40 y no es delito porque asi lo manda la ley; ademas el daño que le estan haciendo a toda esa gente que sus ingresos salen de la venta de electrodomesticos, muebles, etc. Ahora van a ganar menos, con riesgo de quedarse sin trabajo por bajas ventas, tambien la gente ya no podra cubrir emergencias, como que se le arruine la refri como la van a comprar? Como usted menciona con un credito alto. Por ultimo si estoy de acuerdo que se regulara el cobro excesivo de intereses, pero no de la forma que lo hizo esta ley, atentaron contra el libre comercio y la competencia sana.

  21. Juan Rony Castillo el 2 marzo, 2016 a las 6:38 pm

    Me quedare con una internacional, asunto arreglado.

  22. Wallie el 2 marzo, 2016 a las 8:23 pm

    No hay que mesclar peras con manzanas; los prestamistas no regulados siempre han existido y están en todos los paises del mundo, si bien es cierto que no se realizó un análisis de los problema que la ley generaría, consideró que no hay punto de comparación al Amalia que el articulo presenta

  23. Pancho el 2 marzo, 2016 a las 8:58 pm

    Creo que esta bien tu punto de vista pero no la comparto debido a que los bancos daban tarjetas a diestra y siniestra y mucha gente no tiene la capacidad de poder pagarla y esas personas que dicen que perdieron son aquellas que les regalaban cosas a costillas de aquellas que debían me parece bien acertada la ley aunque deja vacíos

  24. elias vargas el 2 marzo, 2016 a las 10:58 pm

    La verdad una mala decicion lastima pk nos afecta a quienes si le damos el buen manejo de tarjeta de crédito, empezare a cancelar algunas lamentablemente

  25. Alex el 2 marzo, 2016 a las 11:42 pm

    Yo tampoco he pagado meNbresia. Pero siempre han intentado cobrarme membresia. Al final de cuentas como siempre he podido pagar en tiempo uso mi tarjeta de débito. La ley de oferta y demanda va hacer que los beneficios vuelvan. Sólo tengan paciencia!

  26. Josué López el 3 marzo, 2016 a las 8:21 am

    Efectivamente, los ganadores bajo la emisión de esta ley serán todos aquellos usureros, tales como chepe te presta y similares, que hoy día han proliferado como Gremlins bajo la modalidad de casas de empeño, ya las encontramos en muchos, pero muchos lados. Allí falta la regulación.

  27. Diego Joachin el 3 marzo, 2016 a las 11:32 am

    El tema está bueno. Creo que hay que reducir todo a esto: ¿Cuál es el impacto de esta ley en la cantidad de tarjetas de crédito activas? ¿Sube o baja? ¿Cuanto y cuándo?

  28. santos larios el 3 marzo, 2016 a las 11:58 am

    Tengo varias tarjetas nunca pague membresia ni altos intereses para mi persona fueron de mucha ayuda, ahora en una de ellas me toca que pagar 30 mensuales mas 930 de membresia, no estoy de acuerdo porque hay muchas personas que se endeudan a proposito aduciendo que como por deuda no hay carcel y como no tienen nada no les pueden quitar nada Son personas acostumbradas a endeudarse y no pagar. Esta nueva ley perjudica a todas las pesonas responsables que si haciamos buen uso de ellas, ahora me tocara que cancelarlas.

  29. Rigo el 3 marzo, 2016 a las 2:29 pm

    El tema usted lo pública en defensa de los bancos, por sus respuestas anteriores así se nota, lo que realmente pasara es que las visa cuotas tendrán que volver puesto que era una manera de fomentar el consumismo que a los banqueros les interesa, ahora esperemos a ver cuanto tiempo se resistirán sin usar ese anzuelo llamado visa cuotas.

  30. José Eduardo Melgar el 3 marzo, 2016 a las 3:19 pm

    Entonces la verdad devolvamos las benditas tarjetas!!! Sé que en varios casos son necesarias pero la verdad para la graaaaaaaan mayoría NO LO SON. Sólo que nos acostubramos a ellas taaanto que las consideramos parte de nuestra vida. Desde que el Bco. De Comercio quebró. Me socaron con los pagos que me acostumbré a YA NO UTILIZARLAS MAS! Al punto que en lugar de comprar hoy y pagar después, me acostumbré a ahorrar hoy y pagar al contado (en muchos casos hasta menos de lo que hubiera pagado en su momento) todo es cuestión de perspectiva.
    Me ayudó el término bíblico “Cambiando mi manera de pensar, Cambia mi manera de vivir” cancélen sus tarjetas, los bancos al ver que el cliente ya no va a ceder a sus pretenciones, van a cambiar sus perspectivas y de nuevo los buscarán Estoy TOTALMENTE SEGURO.

  31. aquiles el 3 marzo, 2016 a las 4:36 pm

    Es bueno darse cuenta de esas nuevas leyes bancarias aquí en Honduras tal como en Guatemala los bancos ponen un seguro obligatorio de 700 lps dependiendo la cantidad de crédito que pida el prestatario pero siempre ponen la menbresia I eso lo usan como un obstáculo para cancelar la tarjeta porque me toco hacer eso ir al banco i cancelar una me dijeron tenes que pagar la menbresia para poder cancelar el plástico pero si te ayudamos para que no pagues la menbresia entonces no podrás cancelar dicha tarjeta debido a que ponemos de nuestra parte para tu ayuda preferí pagar los casi 2000 lps I cancelarla lo concidere como un abuso i un aprovecho de parte de dicha institución

  32. Mariela Méndez el 3 marzo, 2016 a las 8:27 pm

    Y todo eso también podría haberse evitado si los bancos no hubieran repartido las tarjetas a diestra y siniestra sin investigar la capacidad de pago de la persona a la que se la estaban dando.

  33. Carlos Allen el 3 marzo, 2016 a las 8:46 pm

    Hay Ernesto Guevara!!!. Quien decide si te endeudas eres tú. O eres tan irresponsable que necesitas que el gobierno te cuide, cuál papa, para que no te metas en problemas financieros? Pero cuando los socialistas se quedan sin argumentos válidos, recurren a criticar en contra del capitalismo y de la gente pensante , para no aceptar que están equivocados. Y para aclarar yo soy san carlista y estoy de acuerdo con la periodista de la UFM.

  34. edgar el 3 marzo, 2016 a las 8:52 pm

    lastimosamente voy a tener q cancelar mis tarjetas,, no puedo pagar tanto de seguro , y membresías,

  35. Charli el 3 marzo, 2016 a las 9:04 pm

    Pues viene ayudar o no esta ley, en el camino se sabra, instituciones con intereses altos cierto pero no todas además el Tarjetahabiente es o era el único responsable de mal uso de la misma, debe existir un auto control. A dios a las visa cuotas esto afectara aquellas personas que fueron responsables en el manejo de sus Tarjetas

  36. R i c el 3 marzo, 2016 a las 9:34 pm

    Y sera que funcionara como en los USA. Que si te declaras en quiebra pos ya no pagas.

  37. Osbin Martínez el 3 marzo, 2016 a las 11:28 pm

    Me gusto mucho el artículo. Lástima porque en mi caso tenía dos tarjetas, una me daba reintegros de 1000 anuales (combustible) y la otra 2400 anuales (supermercado). Administre muy bien mis tarjetas, no pague nada de interés (siempre pague de contado) y en realidad gane (durante tres años). En lo personal la ley me ha castigado, costear membresias y seguros mas suscripciones para «que me devuelvan mis beneficios» hace insostenible poseerlas… de esto siempre habrá alguien que aprovechará la situación, y no me refiero al cliente, seguramente seran las casas de prestamo de consumo, ojalá y puedan ser reguladas para evitar abusos.

  38. Alfonso Tojin el 7 marzo, 2016 a las 9:47 pm

    Porqué? Tanto cacaraqueo al que no le guste que la devuelva.

  39. Abraham Marroquín el 8 marzo, 2016 a las 9:04 am

    Durante el tiempo que tengo tarjeta de crédito e pagado puntual para evitar el cobro de intereses y a sido de mucha ayuda durante todo este tiempo pero cabalmente ayer me llego un mensaje que ahora me cobrarán Q40.00 de seguro de riesgo a una de mis tarjetas por lo que me veré obligado a cancelar y quedarme con una sola tarjeta ya que mientras más tarjetas de crédito tengas, más será el pago de seguros que harás por el aumento del seguro. Mi duda es: ¿es obligatorio pagar el seguro que cobran los bancos por las tarjetas de crédito? ¿O en la nueva ley establece, que es obligatorio pagar el seguro? ¿ O es el banco quien toma la decisión de hacer o no el cobro? ¿ o el usuario es quien toma la desicion, si quiere comprar el seguro no?

Deja un comentario





logo-footer-400
instituto-juan-de-mariana-400

Edificio Académico E-505
Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10
Guatemala, Guatemala 01010
Teléfono: (+502) 2338-7723/24
mtrends@ufm.edu

Este proyecto ha sido posible gracias a una donación de John Templeton Foundation | © 2015 - 2017 Universidad Francisco Marroquín | webmaster@ufm.edu | (cc) BY-NC-ND