Las revoluciones políticas y las búsquedas de rentas: Guatemala entre “public choice” y “game theory”

guate-mk

Cuando Otto Pérez Molina renunció el 2 de septiembre de 2015 el pueblo guatemalteco, en general, se regocijaba de dicho acontecimiento. El personal político-técnico del Banco de Guatemala anunciaba con cierto escepticismo (imagino porque era un anuncio político) que en los países donde la corrupción se había reducido drásticamente por procesos institucionales reformistas, los periodos de ajuste a la baja en crecimiento duran algo más de un año.

¿Qué ha pasado con el crecimiento en Guatemala desde ese momento? La gráfica 1 nos muestra un control estadístico tipo Shewhart[1] del crecimiento económico trimestral-interanual. El control nos índica un pequeño cambio estructural a la baja. Para ver una tabla de las reglas de interpretación puede presionar aquí.

g1mtFuente: elaboración propia con datos del Banco Central de Guatemala.

Los resultados son claros, Guatemala, que cuenta con tasas de crecimiento económico muy estables a lo largo del tiempo (en los últimos 20 años) y una economía poco cíclica (comparada con Estados Unidos y otros países de la región centroamericana) empieza a mostrar señales inequívocas de un impacto negativo en el crecimiento. En la gráfica 1 se han graficado, además del control estadístico, dos líneas de tendencia. Una desde 2013 hasta septiembre de 2015, y otro desde diciembre 2015 hasta marzo de 2017. La tendencia de la primera es creciente, y la tendencia de la segunda es decreciente.

En la gráfica 2 se muestra un control estadístico para el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE). Se observa, al igual que en el control estadístico trimestral, que la tendencia de los valores observados de crecimiento después de septiembre de 2015 indican un cambio estructural a la baja. Se han graficado dos líneas de tendencia antes y después de septiembre de 2015 con idénticos resultados. El crecimiento económico de Guatemala viene a la baja. No hay dudas de que la economía no es la de siempre, siendo la nueva tendencia decreciente.

¿Qué pasa en Guatemala?

Obviamente en Guatemala se vive una crisis institucional y política qué tiene consecuencias muy concretas en la actividad económica. En un artículo sobre la inflación en Guatemala citaba a Douglas North sobre el papel que juegan las instituciones para la vida económica: 

“Las instituciones les sirven a los agentes económicos para reducir incertidumbre en la vida diaria” (North, 1990, pág. 3).

En Guatemala, hoy en día, las instituciones formales están prácticamente colapsadas (o al menos las personas así lo perciben) y por lo tanto su función (entre otras) de reducir la incertidumbre en la vida diaria no se está llevando a cabo.

En este momento quisiera introducir una distinción que fue traída a la vida académica por la disciplina conocida como public choice economics[2]. Esto es una distinción entre política ordinaria y política constitucional. Buchanan lo dice de la siguiente forma:

We (economistas tipo public choice) distinguished between ordinary politics consisting of decisions made in legislative assemblies, and constitutional politics, consisting of decisions made about the rules for ordinary politics. (…) What we did was bring this distinction into economic analysis”. (Buchanan, 2003, pág. 2).

En otras palabras, aplicar un análisis de comportamiento económico al análisis de las decisiones cotidianas, el día a día de la política, y al análisis de las decisiones constitucionales por separado.  

g2mtFuente: Elaboración propia con datos tomados del Banco Central de Guatemala.            

 

Es decir, analizar en términos de captura de rentas las motivaciones personales de los políticos, activistas o grupos de poder interesados en la construcción de nuevas reglas del juego. Buchanan, refiriéndose a la obra de Tullock, lo dice así:

Its central idea emerges from the natural mindset of the economist, whose understanding and explanation of human interactions depends critically on predictable responses to measurable incentives. In essence, it extend the idea of the profit motive from the economic sphere to the sphere of collective action. It presupposes that if there is a value to be gained through politics, persons will invest resources in efforts to capture this value. (…) Given this basic insight, much of modern politics can be understood as rent-seeking activity”. (Buchanan, 2003, 3).

Para realizar un análisis de la situación actual de Guatemala podemos ampliar el marco conceptual a lo que se denomina teoría de juegos. La noción de que existen interacciones de cooperación social en la cual existen diferentes incentivos dependiendo de si la interacción es continua o estamos ante una interacción aislada. Es importante recordar que la moderna teoría de juegos establece, para realizar este tipo de análisis, un cuadro de recompensas dependiendo de la estrategia que siga cada jugador. Buchanan en Is the Economic the Science of Choice? Establece que estos cuadros son imaginarios, y existe únicamente en la mente de quien realiza el análisis. Aun así, es una herramienta de análisis de las decisiones de terceros. Supongamos por un momento el siguiente cuadro de recompensas entre el sistema político y la CICIG:

Jugadores

  CICIG coopera

CICIG no coopera

Sistema Político coopera

  (2,2)

(0,3)

Sistema político no coopera

  (3,0)

(1,1)

Nota: la forma de leer el cuadro de incentivos es la siguiente: (2,2) significa “2” de beneficio para el sistema político y “2” de beneficio para CICIG. (0,3) significa “0” de beneficio para sistema político y “3” para CICIG.

En primera instancia, debe aclararse que al decir sistema político nos referimos a todos los actores de la política actual bajo el esquema de reglas constitucionales actuales y sus aliados. La CICIG es la institución que está bajo el mandato de la ONU y sus aliados. Los grupos, y personas que se denomina aliados son aquellos actores económicos que se encuentran en un proceso de rent-seeking.  Siguiendo la sugerencia de Tullock “(…) solely for cases in which whatever is proposed has a negative social impact”. (Tullock, 2005, pág. 9). El costo social de las rentas que buscan diferentes tipos de grupos y personas es subjetivo tal cual lo indica Buchanan en el texto mencionado sobre Is Economic… En otras palabras, el desacuerdo monumental entre los aliados de unos y otros es su forma de concepción social. Gane quien gane, tendrá costos (reales) pero a la vez subjetivos en la forma de organización social.

Dicho esto, analicemos el cuadro de potenciales recompensas. El sistema político encabezado por Otto Pérez Molina y la CICIG encabezado por Iván Velázquez pudieron haber pactado en su momento (pensando que iba a ser un juego repetido) en algo que dejara a ambos con ganancia es decir el cuadro de recompensas (2,2). Traducido a terminología tradicional algo así como: Renuncia Sr. Presidente, y ese es un logro de la CICIG, y hacemos una pantomima que lo dejará en libertad y con sus ganancias muy pronto. Un acuerdo de este tipo sería una ganancia para ambos bandos, uno gana la renuncia, el otro gana no tener un proceso judicial que lo despoje de libertad y sus riquezas.

Recordemos que todo este análisis es especulativo y, en palabras de Buchanan, imaginario. Es sólo una hipotetización sobre lo que pudo haber pasado. Esto explicaría la poca resistencia de Otto Pérez Molina para renunciar. La potencial traición del otro bando lo tiene en la cárcel sin juicio luego de dos años, y con procesos de extinción de dominio. ¿Qué escenario enfrenta Jimmy Morales? Si la CICIG pensaba engañar de nuevo y planteó algo similar a Jimmy, el resultado de la actuación de Morales era de esperarse. Si la hipótesis es verdadera, la CICIG se movió de una estrategia de (2,2), a una estrategia de (3,0) pero acordada por engaño. Si esto fuera cierto, tendríamos dos posibilidades: 1. Un error de estrategia de la CICIG que tiene sumergido al país en un bache de incertidumbre institucional y a las puertas de un colapso económico. 2. Una estrategia bien pensada, para hacer reaccionar al sistema político de la forma en que lo está haciendo. Que llevaría a una guerra (entre CICIG y sistema político, aliados de ambos bandos) para instigar a una reforma de la política no a nivel de asamblea, sino de reglas constitucionales. Una revolución.

Aquí vuelve a ser relevante el análisis de public choice. Ninguno de los actores involucrados (sistema político, CICIG y sendos aliados) es un ángel desprovisto de intereses en las reformas ordinarias y mucho menos en las potenciales reformas constitucionales. El nivel de rent-seeking en la sociedad actual está delimitado por las reglas constitucionales, el cambio de dichas reglas implicaría un potencial cambio de beneficiarios, y un potencial incremento en dichas rentas para algunos jugadores. Si algo de cierto tienen estas hipótesis imaginarias es que el conflicto está servido y a la orden. Sin caer únicamente en la ingenuidad de análisis de los economistas, después de que los potenciales equilibrios de colaboración se rompieran, nos enfrentamos, en mi opinión, a algo más parecido a lo que Nietzsche denominó voluntad de poder. Es decir, unos bandos y otros bandos tratando de imponer su voluntad a otros grupos, con la consecuente expoliación de rentas otorgadas por el favor político. O quizá como diría Freud en El malestar en la cultura, los seres humanos nos agrupamos en sociedad no para buscar fines cooperando, sino para satisfacer pulsiones. Las pulsiones son de vida y de muerte…

Espero estar equivocado en todo, y solo constatar que derivado de la incertidumbre institucional tenemos un decrecimiento (aun marginal) en tasas de crecimiento económico.

Referencias Bibliográficas

  • North, Douglass (1990) [2015]. Institutions, Institutional Change and Economic Performance.  New York: Cambridge University Press.
  • Buchanan, James (2003). Public Choice: Politics without Romance. Policy, the quarterly review of The Centre for Independent Studies.
  • Tullock, Gordon. (2005). The Rent-Seeking Society. Indianapolis: Liberty Fund Inc.

[1] Estos cuadros de control estadístico son útiles cuándo las series que se analizan tienden a ser estacionarias, o estables. https://trends.ufm.edu/articulo/crecimiento-economico-guatemala-hacia-donde/

[2] Aunque es bien conocido que James Buchanan es premio nobel de economía, y que está disciplina se inició como un análisis del comportamiento económico en la política existen tendencias actuales a realizar análisis tipo public choice sin ningún trasfondo de teoría económica. Esto en el mejor de los casos es una análisis light, y en el peor de los casos charlatanería mediática.

 

Obtén nuestro informe exclusivo sobre la metodología que usamos para predecir recesiones. ¡Es gratis!

RECIBIRÁS NUESTROS CORREOS SEMANALES

Clynton López Flores

Clynton López Flores

Profesor de la Universidad Francisco Marroquín desde 2002 en las áreas de economía y filosofía. Licenciado en Economía con especialización en Finanzas por la Universidad Francisco Marroquín, Master en Economía por la Universidad Francisco Marroquín, ambas Magna Cum Laude. Cursó los programas ejecutivos en Boston University sobre Managerial Economics & Corporate Finance, la Maestría en Filosofía en la Universidad Rafael Landívar (especialidad fenomenología), y el Post Grado en INCAE de Alta Gerencia. En el ámbito profesional cuenta con más de 10 años de experiencia gerencial en banca y empresas financieras tanto en Guatemala, como en California y Puerto Rico.


Obtén nuestro informe exclusivo sobre la metodología que usamos para predecir recesiones. ¡Es gratis!

3 Comentarios

  1. Oscar Vasquez Bocanegra el 6 octubre, 2017 a las 3:08 pm

    Excelente análisis.

  2. Genesio Cuellar el 7 octubre, 2017 a las 2:34 am

    Pienso que el problema en la actualidad, aumentó el riesgo país, y esto mismo aumento el WACC de las empresas y del mismo mercado. En realidad, la parte política que se tiene en la actualidad en Guatemala, es muy difícil. Y es de esperarse, que se resuelva lo más antes posible, pues de lo contrario; las inversiones extranjeras directas; y las reinversiones buscarán otros mercados, que ofrezcan, mayor seguridad para sus inversiones. La disminución de inversiones a la vez, puede conllevar a que la curva de oferta se traslade a la izquierda…. y pueda darnos una pequeña sorpresa de estanflación económica; lo que conllevaría a un nivel de precios mayor….. además de una incertidumbre de mercado internacional, que posiblemente nos lleve a otro panorama; y como ejemplo de esto sería el aumento de la tasa de interés de la FED; que estadísticamente, conlleva a procesos económicos, que afectan el entorno de la inversión en el mercado guatemalteco!!!!!

  3. Luis Pedro Cazali el 8 octubre, 2017 a las 7:42 pm

    Soy egresado de UFM, Derecho, generación 90-94.
    Me parece demasiado especulativo y tendencioso su artículo. Solo explica una teoría, sin elementos objetivos y colocando supuestos que reflejan una aversión de su parte a la lucha de CICIG y de todos los guatemaltecos que deseamos acabar con una sociedad corrupta.
    Tengo esperanza que la UFM deje de lado pasiones personales y se sume a un intercambio de ideas real.
    Lo impulso a que con sus conocimientos elabore un estudio con fundamentos y no queriendo implicar que la lucha contra la corrupción es el mal que ahoga a la economía o, si así es desde su punto de vista, pueda sustentarlo debidamente.

Deja un comentario





logo-footer-400
instituto-juan-de-mariana-400

Edificio Académico E-505
Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10
Guatemala, Guatemala 01010
Teléfono: (+502) 2338-7723/24
mtrends@ufm.edu

Este proyecto ha sido posible gracias a una donación de John Templeton Foundation | © 2015 - 2017 Universidad Francisco Marroquín | webmaster@ufm.edu | (cc) BY-NC-ND