¿Es Guatemala el Estado más pequeño del mundo?

art-159-guatemalaelestadomaspequenodelmundo

Los burócratas del Banco Mundial repiten una y otra vez que Guatemala es un Estado muy pequeño, tanto que es el Estado más pequeño del mundo. Según el Banco Mundial, ésta es una de las razones que explican el subdesarrollo guatemalteco (por falta de inversión pública), aunque los factores reales del subdesarrollo sean otros. Parecería que en Guatemala se vive una utopía (o una distopía, según se vea) cuasi-anarquista. ¿Es esto cierto?, ¿es el Estado de Guatemala el más pequeño del mundo?

Los datos oficiales, Guatemala es el Estado más pequeño de Latinoamérica

Para asegurar que Guatemala es el Estado más pequeño del mundo se acude a la siguiente estadística; tamaño del Estado sobre PIB. Según el Banco Mundial Guatemala ocupa el último lugar del mundo (al menos en lo que respecta a ingresos públicos sobre PIB).

Ahora bien, cuando vamos a los datos, Guatemala no es el país con el Estado más pequeño del mundo. Somalia, Nigeria y Bangladesh tienen Estados más pequeños que el guatemalteco. Aunque realmente es poco consuelo, de 192 países, Guatemala ocupa el puesto 189 del mundo en tamaño del Estado. En cualquier caso, Guatemala tiene el Estado más pequeño de la región.

a-159-1-ingresopublicopib

Fuente: FMI. Datos 2016.

Relación entre riqueza y tamaño Estado en Latinoamérica

Si bien es cierto que, a nivel mundial, los sitios más ricos suelen tener Estados grandes (de hecho es en lo que se basa el Banco Mundial para recomendar el crecimiento del Estado guatemalteco), dicha relación no es tan clara en Latinoamérica. La relación entre PIB per cápita (en PPP) y el tamaño del Estado es casi inexistente.

a-159-2-pibpercapitaestadolat

Fuente: FMI; Banco Mundial; Indexmundi

Además, tampoco está tan claro la relación lógica. ¿Los países son ricos por tener Estados grandes o se pueden permitir Estados grandes por ser ricos?

Guatemala como Estado fallido

Al lado de las estadísticas oficiales podemos agregar algunos datos extra. El Estado guatemalteco es un Estado fallido que no controla partes extensas de su territorio. El Ministerio Público apenas da servicio en el 10% de municipalidades del país. En muchos lugares donde el Ministerio Público no tiene presencia y existe presencia de la policía. Sin embargo, que exista presencia de la policía no significa que la misma tenga el control efectivo del territorio.

¿Cuál es la consecuencia? El Estado guatemalteco tiene competencia en forma de crimen organizado de diversa índole que le disputa el monopolio de la violencia (que se asume que todo Estado tiene). En las zonas que el Estado no controla, las personas pagan impuestos a otros proto-Estados. Los impuestos a los proto-Estados del crimen organizado no se suelen llaman impuestos, se suelen llaman extorsiones, pero la lógica es la misma; vives en el territorio del extorsionador, te provee de seguridad (contra otros, contra el propio extorsionador e incluso contra el mismo Estado). Como contrapartida los extorsionados tienen que hacer unas transferencias de renta que no son voluntarias (que perfectamente podrían llamarse impuestos).

Calcular el tamaño del Estado en base a un territorio que no controla es tan erróneo como comparar el tamaño del Estado guatemalteco vs PIB de todo Centroamérica. Parece claro que el Estado guatemalteco no controla el resto de países centroamericanos y por tanto la comparación carece de sentido. De la misma forma, el Estado guatemalteco no controla vastas extensiones de terreno en Guatemala, y por lo tanto no tiene sentido comparar el tamaño del Estado con el tamaño de toda la economía.

Si calculamos los ingresos fiscales sobre el PIB de los sectores efectivamente controlados por el gobierno tenemos una perspectiva muy diferente.

Gastos fiscales vs PIB sector formal

Para la siguiente comparación vamos a intentar aproximar el sector que efectivamente cae bajo la jurisdicción del Estado guatemalteco con datos del sector formal de la economía. En concreto vamos a comparar el tamaño del Estado guatemalteco contra la cuantía de la economía formal y vamos a extender la comparación con la misma métrica en el resto del mundo. El peso relativo del Estado guatemalteco casi se dobla en comparación con las cifras oficiales, pasando a superar el 20% del PIB.

A pesar de ello, el Estado guatemalteco sigue siendo relativamente pequeño. De los 155 países analizados, Guatemala ocupa el puesto 148 del mundo en tamaño del Estado. Bangladesh, Nigeria, Costa Rica, Yemen, Indonesia, Chad e Irán tienen unos ingresos fiscales sobre PIB formal inferiores a los de Guatemala. En la región, sólo Costa Rica tendría un Estado más pequeño que el guatemalteco.

a-159-3-ingresopublicoeconomiaformal

Fuente: FMI

Lo cierto es que la economía guatemalteca sigue siendo pequeña en comparación con la región en este indicador.

Si cruzamos este indicador de nuevo con la renta per cápita (en PPP) vemos que la relación ahora es incluso negativa. A mayores impuestos sobre el sector formal (que es por definición el que paga impuestos) menor PIB per cápita en países latinoamericanos.

a-159-4-pibcapitaestadoeconomiaformal

Fuente: FMI; Banco Mundial; Indexmundi

Gasto público e intervención estatal no son sinónimos

Aunque el gasto público en una economía es un buen indicador del grado de intervención del Estado en una economía, no es ni mucho menos el elemento único, ni tampoco el más fidedigno, a la hora de medir el grado de intervención del Estado. Así, en ingresos públicos tenemos que Venezuela apenas llega al 19% del PIB y sin embargo la intervención en la economía del gobierno venezolano es enorme. Chile, a pesar de contar con un peso del Estado sobre PIB mayor al de Venezuela (23,0%) cuenta con un gobierno mucho menos intervencionista que el venezolano.

Para verificar si efectivamente Guatemala se encuentra en el nirvana cuasi-anarquista (o en el infierno anarquista, depende siempre de la interpretación), vamos a fijarnos en algunos indicadores extra.

  • Regulación

La regulación que sale del Estado guatemalteco es, además de numerosa, muy poco eficiente.

Así podemos ver que Guatemala es el país 120 (de 137) en el esfuerzo que supone el procedimiento aduanero. Guatemala es el país 96 (de 137) en número de días necesarios para empezar un negocio. En libertad del mercado de trabajo, Guatemala ocupa el lugar 144 del mundo (de 184 países). En libertad de empresa, Guatemala ocupa el lugar 132 del mundo (184 países). Por último, en carga que supone la regulación, Guatemala está en el lugar 108 (de 137 países) [1].

En libertad de mercado de trabajo vemos como Guatemala, comparado con el resto de Latinoamérica, tiene una intromisión fuerte del Estado en el mercado de trabajo, aunque no es el país más intervencionista en la materia.

a-159-5-libertadmercadolat

Fuente: Heritage Foundation. Mayor puntuación indica mayor libertad o menor intromisión gubernamental.

Por lo que parece que, en aspectos regulatorios, el Estado guatemalteco es mucho más grande de lo que podría parecer. Esto se aleja mucho del mundo gobernado por el mercado que las cifras de gasto público en Guatemala nos podrían sugerir.

  • Independencia judicial

Guatemala tiene graves problemas en lo que a la independencia judicial se refiere. La línea que separa al gobierno del poder judicial es delgada, demasiado delgada. Así, Guatemala está en el puesto 89 (de 137) del mundo en independencia judicial. En efectividad de los jueces, Guatemala ocupa el puesto 134 (de 185). En cumplimiento de contratos, Guatemala ocupa el lugar número 176 (de 190 países). En resolución de insolvencia, el puesto ocupado por Guatemala es el 153 (de 190 países). En protección a inversores Guatemala ocupa uno de los últimos puestos del mundo, en concreto el puesto 131 (de 137 países).

En protección a inversores, los recurrentes fallos que las cortes de Guatemala tienen en contra de inversores de diferente tipo hace que el país esté a la cola de la región y del mundo.

a-159-6-proteccioninversoreslatinoamerica

Fuente: World Economic Forum; índice de competitividad global. Mayor puntuación indica mayor libertad o menor intromisión gubernamental.

Por lo que parece que no solo en la regulación el Estado guatemalteco es claramente ineficiente. El sistema judicial, encargado de velar por la resolución de conflictos, tiene un grado de intrusión muy grande por parte de otras instancias del Estado y además es muy ineficiente resolviendo conflictos.

  • Burocracia

La burocracia, y el poder discrecional que muchas veces ostenta, es otro de los puntos donde un Estado puede tener un control efectivo sobre los asuntos de sus ciudadanos sin necesidad de contar con un gran gasto público.

En este aspecto, la burocracia guatemalteca también ejerce un grado de control más amplio del que podríamos imaginar simplemente viendo las cifras de gasto público. En concreto, Guatemala ocupa el lugar 116 del mundo (de 190) en facilidad para conseguir permisos de construcción. Un poco mejor, pero todavía claramente muy lejos del paraíso libre de intervenciones, es la puntuación en la facilidad para registrar propiedad, en concreto Guatemala ocupa el puesto 85 (de 190 países). En favoritismo en decisiones de los funcionarios públicos, Guatemala ocupa el lugar 108 (de 137 países).

En el favoritismo de los empleados públicos, a pesar de que Guatemala puntúa muy mal internacionalmente, regionalmente no lo hace tan mal. No es que la burocracia guatemalteca sea un ejemplo a seguir, es que las burocracias latinoamericanas tienen un gran poder discrecional que las hace especialmente dañinas.

a-159-7-favoritismodecisionesfuncionarios

Fuente: World Economic Forum; índice de competitividad global. Mayor puntuación indica menor favoritismo o menor grado de discrecionalidad de los funcionarios públicos.

Por lo que tampoco la burocracia guatemalteca sugiere que Guatemala sea un país con un gobierno poco intervencionista.

  • Corrupción

Por último, aunque no menos importante, tenemos la corrupción. Si la idea es incrementar el Estado, la pregunta es, ¿para qué? En países con un Estado muy corrupto incrementar el tamaño del Estado en realidad sólo incrementa el tamaño del botín a ser apropiado por los corruptos. Es mucho más importante hacer una reforma del Estado que incrementar su tamaño.

Aquí también Guatemala puntúa especialmente mal en los rankings internacionales. En integridad del gobierno, Guatemala ocupa el puesto 147 (de 185 países). En desvío de fondos públicos, Guatemala ocupa el puesto 124 (de 137) y en eficiencia del gasto público ocupa el puesto 125 (de 137).

En desvío de fondos públicos pasa algo parecido al favoritismo en decisiones de funcionarios, Guatemala es de los últimos países en el ranking mundial, sin embargo, cuando lo comparamos regionalmente, Guatemala se encuentra en la media de los países latinoamericanos. De esto deducimos que la corrupción es algo muy extendido en los países latinoamericanos y es una lacra no sólo para Guatemala, sino para toda la región.

a-159-8-desviofondospublicos

Fuente: World Economic Forum; índice de competitividad global. Mayor puntuación indica menores niveles de corrupción.

Conclusión

Guatemala está lejos, muy lejos de ser tener un Estado pequeño a pesar de lo que las cifras de gasto público nos dicen. El Estado guatemalteco casi dobla su peso cuando lo comparamos con el sector al que efectivamente cae bajo su jurisdicción (la economía formal). Además, el Estado guatemalteco es especialmente gravoso en temas de regulación, judiciales, burocráticos y de corrupción.

Los funcionarios del Banco Mundial se equivocan, Guatemala tiene un Estado demasiado grande, no demasiado pequeño.

 

[1] Los datos de esta sección vienen de las siguientes fuentes; índice competitividad global del World Economic Forum (2017-2018), del índice de libertad económica (2018) de Heritage Foundation y del índice Doing Business del Banco Mundial.

Obtén nuestro informe exclusivo sobre la metodología que usamos para predecir recesiones. ¡Es gratis!

RECIBIRÁS NUESTROS CORREOS SEMANALES

Daniel Fernández

Daniel Fernández

Daniel Fernández es el fundador de UFM Market Trends y profesor de economía en la Universidad Francisco Marroquín. Tiene un doctorado en economía aplicada en la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid y también era un fellow en el Mises Institute. Tiene un máster en Economía de la Escuela Austriaca por la Universidad Rey Juan Carlos y un máster en Economía Aplicada por la Universidad de Alcalá en Madrid.

Obtén nuestro informe exclusivo sobre la metodología que usamos para predecir recesiones. ¡Es gratis!

6 Comentarios

  1. Giancarlo Guerrero el 10 abril, 2018 a las 4:10 pm

    En el indice doing bussines el acceso a electricidad es uno de los mejores punteados, esto considero que se debe a que es un sector altamente liberalizado y con regulaciones bastante eficientes y poco intervencionistas.

    • Daniel Fernández Daniel Fernández el 10 abril, 2018 a las 6:08 pm

      Totalmente de acuerdo Giancarlo. El sector eléctrico de Guatemala probablemente es el sector que mejor funciona en el país (quizá telecomunicaciones también, pero creo que por debajo del eléctrico).

  2. Mauricio Pérez el 13 abril, 2018 a las 2:40 pm

    Siento que es una buena investigación, pero la conclusión, a mi juicio no es correcta. La falta de estado nos genera inestabilidad, inseguridad, incertidumbre, deteriora el clima de negocios.

    • Daniel Fernández Daniel Fernández el 13 abril, 2018 a las 2:56 pm

      Gracias por su comentario Mauricio,

      Estoy de acuerdo parcialmente con usted. Creo que esos problemas a los que apunta son totalmente ciertos. El Estado de Guatemala está ausente precisamente en las funciones básicas que todo Estado debería realizar (y que se supone son la justificación de su existencia) que son proporcionar seguridad y justicia. El Estado guatemalteco no debería hacer casi nada más hasta que no garantice la vida y propiedad de los guatemaltecos. Por desgracia el Estado guatemalteco hace casi de todo y casi siempre lo hace muy mal.

  3. Pedro Ramirez el 13 abril, 2018 a las 4:49 pm

    Hoy no traje suficientes neuronas. No entendí en qué argumentos se basa la conclusión. A ver, Guatemala dobla su peso si se compara contra el sector formal, en eso se basa para decir que GT no es un Estado pequeño?. Aún doblando ese peso estamos en el penúltimo lugar de la región, imagínese a nivel mundial. Y decir que cuando estamos mal (los índices) es culpa nuestra, pero cuando no estamos tan mal, es culpa de lo peor que están los demás…. esta muy jalado.

  4. Josué Barrientos el 14 abril, 2018 a las 5:35 am

    El BM se limitó a ingresos y reducirlos no mejoraría casi ninguna de las estadisticas que muestras para decir que es un estado grande. El no controlar su territorio es indicativo de un estado pequeño, si tuviese más recursos quizás podría controlarlo. Lo mismo con la ineficiencia en procesos, si tuviese más recursos quizás los trámites serían más rápidos.
    Pero no me queda claro que haya una relación firme entre “tamaño de estado” y la corrupción, independencia judicial o eficiencia, que pudiéramos resumir en “grado de madurez o formalidad”. Me parece que la conclusión es “Guatemala no sólo tiene un estado pequeño sino que además es ineficaz y corrupto”.
    En cuanto a regulación me parece que hace mucha falta en cuanto a calidad y estándares con que cumplir, actualmente el consumidor y el empleado estan desprotegido ante las empresas y tienen pocos mecanismos legales a su disposición, que además son tan ineficientes como todos y a un particular se le hacen difíciles de llevar. Calidad y seguridad en medicina, comida, construcción. Quien la asegura? Y tiene recursos para hacerlo?

Deja un comentario





logo-footer-400
instituto-juan-de-mariana-400

Edificio Académico E-505
Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10
Guatemala, Guatemala 01010
Teléfono: (+502) 2338-7723/24
mtrends@ufm.edu

Este proyecto ha sido posible gracias a una donación de John Templeton Foundation | © 2015 - 2017 Universidad Francisco Marroquín | webmaster@ufm.edu | (cc) BY-NC-ND