La nueva criptomoneda de Facebook y su problema con las autoridades

Proyecto Libra de Facebook debería aceptar ser clasificado como un banco, pero uno mejor

Cuando las autoridades estadounidenses y británicas declararon que la nueva criptomoneda de Facebook, Libra, habría de operar exactamente como un banco [1][2], inmediatamente pensé, “los reguladores siempre interponiéndose en el camino de la innovación”. Después de revisar en profundidad el proyecto de Libra y contrastarlo con los principios monetarios que establece la teoría económica, creo que Facebook debería entender que no pueden escapar a ser tildados de intermediarios financieros. Aunque la tecnología de cadena de bloques de Libra (Libra Blockchain) tiene el potencial de ser una infraestructura innovadora para el manejo de activos financieros digitales, la administración de la moneda Libra (y su respectiva reserva) debe ser entendida como lo que es: banca más rápida en un nivel más alto de abstracción.

Si es dinero para usted, ¿es también dinero para Facebook?

No, lo que es dinero para usted no es necesariamente dinero para Facebook, y no lo es en este caso. La moneda de Libra será una promesa de pago. Pero, como decía Perry Mehrling en su excelente explicación sobre la jerarquía del dinero, que un bien sea dinero (o no) depende del agente económico que estemos analizando. En el siglo XIX, bajo el patrón oro, un billete de un dólar o una libra esterlina era una promesa de pagar una cantidad específica de oro. Eso no significaba que los billetes no fueran dinero propiamente; significaba que dichos billetes eran pasivos desde la perspectiva de los bancos centrales.

Fuente: La jerarquía inherente del dinero por Perry Mehrling. Lo que parece dinero en un determinado nivel de la jerarquía puede parecer una “promesa de pago” desde el punto de vista de los niveles superiores.

Los billetes eran dinero “real” para el usuario promedio tanto como pueden serlo hoy porque sirvieron como un medio de intercambio efectivo y altamente líquido, fueron un depósito seguro de valor y funcionó como una unidad de cuenta estable para el cálculo económico. También fueron un excelente dinero por estar respaldado por el oro. El oro, por su parte, llegó a ser dinero debido a que era un metal que tenía gran durabilidad (esencialmente indestructible), era fácilmente transportable, era muy maleable (lo que lo hace muy divisible), proporcionaba autenticidad fácilmente verificable y era relativamente escaso. La “dinerabilidad” de un recurso dado es lo que le convierte en gran dinero si este ha de ser “dinero”, sea lo que sea. A nivel digital, desde la perspectiva de los usuarios, la criptomoneda Libra vislumbra buenas expectativas para alcanzar su función de dinero y poseer excelentes propiedades a través de una infraestructura rápida y confiable de promesas duraderas de devolver (otros tipos de) dinero a los titulares de la moneda patrocinada por Facebook. La moneda Libra no ha de devolver jamás metal alguno, pero se ha de juzgar su efectividad bajo el entendimiento de que es una promesa de pago como medio de intercambio. Al igual que un banco paga dinero a demanda por depósitos a la vista en los que los usuarios pueden optar por realizar transferencias electrónicas entre sí, la moneda Libra funcionará así en un nivel de abstracción más alto (y mucho más flexible) con otras monedas.

Fuente: Elaboración propia.

Aunque los depósitos a la vista pueden estar más lejos de sentirse como dinero en comparación a la moneda, aún pueden funcionar como medio de cambio. Hemos de hacer énfasis en que no son moneda; son promesas de pagar moneda. Si la moneda Libra de Facebook se asemeja a los depósitos a la vista es porque es una promesa de pagar moneda tradicional. La promesa viene respaldada por la reserva de Libra (reserva de monedas tradicionales). Pero, si hemos de llamar a Libra de Facebook una “moneda” en sí misma, es porque sería un medio de intercambio increíblemente efectivo (incluso negociable en el mercado cambiario con otras monedas). Para los usuarios, Libra se sentiría como moneda en sí misma cuando fuere necesario. Sin embargo, para ser precisos, la moneda Libra de Facebook no es tan solo la moneda Libra de Facebook. Facebook es socio de la más larga e independiente Asociación Libra, y realmente no tienen la intención de ser un banco, o se esfuerzan por no serlo. Según el documento técnico de la moneda;  “una moneda global y una infraestructura financiera deben diseñarse y gobernarse como un bien público” [3].  Es una propuesta inspiradora, pero me atrevo a cuestionar la consideración y precisión de aspirar a tal caracterización dada la naturaleza intrínseca de lo que están tratando de hacer.

La intermediación financiera es tan buena como lo que es detrás de escenas: La reserva de Libra

Puesto que la Asociación Libra entiende que “las personas necesitan tener confianza en que pueden usar Libra y que su valor se mantendrá relativamente estable en el tiempo”, en el mundo real, la moneda Libra estará “respaldada por una reserva de activos reales diseñada para darle un valor intrínseco” [4]. Por cada Libra que se cree, se llevará conjunto una canasta descentralizada de depósitos bancarios de monedas tradicionales y valores gubernamentales a corto plazo (de bancos centrales de “buena reputación”). La Asociación Libra tiene la intención de utilizar los intereses a corto plazo en los activos de la reserva para “cubrir los costos del sistema, asegurar tarifas de transacción bajas y apoyar un mayor crecimiento en la adopción de la propia moneda” [5]. La Asociación Libra afirma no tener fines de lucro. Los usuarios de Libra no deben esperar obtener rentabilidad alguna de los intereses de la reserva. Dichas actividades recuerdan a los procedimientos financieros detrás de la banca comercial (a pesar de la diferencia en el ánimo de lucro).

Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los intermediarios financieros que buscan (explícitamente) maximizar las ganancias, la sociedad de Libra tiene motivaciones únicas para hacer mayores esfuerzos en igualar los flujos de caja entrantes y salientes. En otras palabras, tiende a invertir a un plazo similar al de sus pasivos, se entiende que a corto plazo. Suponiendo que no es suficiente ir con un esquema sin fines de lucro, se podría argumentar que tienen que mantener la reserva líquida para mantener el valor intrínseco de su moneda igual de líquido, una buena cualidad para una moneda global. En otras palabras, es un tipo de banco, uno de ambiciones novedosas y prioridades diferentes. No se ha ignorar el hecho de que, históricamente, los bancos comerciales también han tratado de mantener sus inversiones alineadas con la maduración de sus obligaciones por temor a los retiros repentinos de depósitos. Es decir, el sistema bancario está preocupado por las corridas bancarias. Mantenerse líquido no es una idea nueva, no obstante, volverse ilíquido es ahora lo más común en el sistema bancario. La pregunta es si Libra será capaz de evitar la tentación de invertir a largo plazo y financiarse a corto tal y como hace el sistema bancario actual.

Desde la Asociación Libra incluso afirman que, en términos de liquidez, la asociación planea confiar en “valores a corto plazo emitidos por estos gobiernos, que se negocian en mercados líquidos que regularmente acomodan el volumen diario de negociación en las decenas o incluso cientos de miles de millones” [6]. Explican que “permite que el tamaño de la reserva se ajuste fácilmente a medida que el número de Libras en circulación se expande o contrae”. Como exponen en el documento oficial de la Reserva Libra, la canasta se ha estructurado pensando en la preservación de capital y la liquidez. La administración de la reserva es lo que da forma al activo financiero más allá de la base tecnológica, y esta misma administración de la reserva de Libra es lo que les hace estar peligrosamente cerca de ser clasificados como un banco. A diferencia de otras criptomonedas, Libra tendría la intermediación financiera en el centro de su estructura. Libra sería el tipo de dinero que es una obligación “contractual” desde la perspectiva del emisor, es decir, un pasivo.

En otras palabras, la moneda Libra es una cosa y la tecnología que la implementa es otra. La parte que se asemeja a la banca es la intermediación financiera que administra la reserva de Libra para que la moneda Libra pueda funcionar como un activo financiero. El papel de la Asociación Libra con respecto a la ingeniería de Libra Blockchain, la infraestructura impulsada por el innovador lenguaje de programación “Move”, es otra cuestión.

La moneda Libra como un ejemplo del potencial de Libra Blockchain

Para comprender mejor a Libra, se debe enfatizar que la misión de Libra se divide en dos componentes: 1) una moneda global simple, y 2) una infraestructura financiera que empodere a miles de millones de personas. Este matiz es de suma importancia. La moneda Libra se construirá en “Libra Blockchain”, que es ya un software de código abierto al que cualquier individuo puede contribuir después de firmar un Acuerdo de Licencia de Colaborador con una cuenta gratuita de GitHub. Libra Blockchain es un nuevo blockchain. La palabra “blockchain” alude a la estructura de datos que está detrás de la tecnología de las criptomonedas. El concepto consiste en mantener una base de datos descentralizada de bloques distribuidos donde las operaciones para editar la información deben pasar por los bloques apropiados y satisfacer los protocolos correctos. Esta tecnología es la clave para lograr un registro público de información irrefutable, que en las finanzas es el medio para implementar un registro contable que garantice la seguridad de las operaciones descentralizadas con dinero digital, es decir, un “libro mayor” distribuido. Como Michael Casey, coautor de “La máquina de la verdad: El Blockchain y el futuro de todo” dice, es un nuevo método de “mantenimiento de registros compartidos”. Por lo tanto, la infraestructura bajo Libra tiene la intención de heredar todas las buenas propiedades de la tecnología blockchain para satisfacer las necesidades financieras diarias de miles de millones de personas. Estas buenas propiedades incluyen la eficiencia en el almacenamiento y el rendimiento, la escalabilidad, y la seguridad. Pero, con una visión clara de adaptabilidad futura para alentar la innovación financiera disruptiva. Este objetivo ha llevado a la implementación de un nuevo y poderoso lenguaje de programación llamado “Move” que, desde cero, ha sido diseñado con la seguridad como su principal prioridad.

“Move” es el nuevo lenguaje de programación diseñado para construir y usar Libra Blockchain. A diferencia de otros programas populares utilizados por otras tecnologías blockchain (por ejemplo, Bitcoin Script, Ethereum Virtual Machine), la característica clave de Move gira en torno a la capacidad de definir fácilmente recursos digitales que comparten las mismas propiedades que los activos físicos. Es decir, “un recurso tiene un solo propietario, solo puede gastarse una vez, y la creación de nuevos recursos está restringida” [7]. Tal característica no es una característica trivial: es una parte vital de lo que hace que la tecnología que impulsa a Libra sea más importante que la propia moneda Libra. Desde el principio, la infraestructura ha sido diseñada para permitir que un ecosistema de desarrolladores independientes implemente activos digitales como el “LibraCoin” si lo desean. En principio, no hay ninguna razón por la cual los desarrolladores no puedan declarar y administrar activos digitales con propiedades financieras más interesantes que el recurso de tipo LibraCoin.

Código de ejemplo del lenguaje de programación Move utilizado por Libra Blockchain declarando un recurso de tipo Coin

Fuente: Move – Un lenguaje con recursos programables. Script de ejemplo de un módulo de Move. Ejemplifica la elegante simplicidad con la que cualquier desarrollador puede declarar el tipo resource, y tener la certeza de que disfrutará de las mismas propiedades de seguridad que goza el recurso LibraCoin. Es decir, los autores del módulo tienen “control completo sobre el acceso, la creación y la destrucción de sus recursos declarados”. La seguridad de los recursos prohíbe que “extraños” copien, destruyan o doblen los recursos, o sea, los desarrolladores independientes solo podrían realizar la operación “move” en el tipo oficial LibraCoin, ya que no lo declararon.

En otras palabras, la tecnología tiene el potencial de potenciar un ecosistema de desarrolladores que pueden declarar y manejar activos digitales que son tan seguros y buenos como la moneda Libra a nivel de software. Lo que les queda es diseñar innovaciones financieras que otorguen a los activos digitales las características que los harían excelentes activos financieros.

Conclusión

La tesis de este artículo no es decir que la mayoría de las regulaciones actuales sobre los bancos “tradicionales” necesariamente se ajusten a la nueva tecnología (e intermediación financiera) de inmediato (aunque, seguramente, lo harían más fácilmente con las caracterizaciones apropiadas). La tesis principal es decir que es imposible escapar de la naturaleza económica que gira en torno a la adopción del uso de promesas de pago (pasivos) como un medio de intercambio. La médula ósea de la banca, desde sus inicios en la historia humana, es la promesa de pagar moneda a los depositantes a demanda de los mismos. La moneda Libra puede no abrazar la connotación de la banca moderna, pero su sustancia no puede escapar a la jerarquía del dinero. La moneda Libra de Facebook no está en conflicto con ninguna otra moneda porque, en lugar de aspirar a ser una moneda comparable del mundo actual, es una promesa útil de pagar otras monedas tradicionales. Desde la perspectiva que concierne a los bancos centrales y reguladores, Libra se construiría dentro del sistema, no al margen. Mark Zuckerberg podría defender mejor a Libra si explicara que en realidad es un tipo de banca que facilita muchísimo las transacciones internacionales gracias a su infraestructura global descentralizada. Es una criptomoneda que es representación de una canasta de otras monedas tradicionales. En resumen, Libra es una forma de banca mucho más rápida y flexible que la banca tradicional y no conlleva el riesgo de depreciación o movimiento de valor de otras criptomonedas.

[1] En julio de 2019, Donald Trump tuiteó que “(…) si Facebook y otras compañías quieren convertirse en un banco, deben buscar un nuevo Charter Bancario y estar sujetos a todas las Regulaciones Bancarias, al igual que otros bancos, tanto nacionales como internacionales”.

[2] Según una nota de Reuters, altos oficiales del Banco de Inglaterra declararon que Libra tendría que cumplir con “(…) las ‘herramientas’ de supervisión existentes, en lugar de [el Banco de Inglaterra] recurrir a nuevas reglas”.

[3] Ver sección de Introducción del documento oficial de Libra.

[4] Ver sección Introduciendo Libra del documento oficial de Libra.

[5] Ver sección sobre la Moneda Libra y Reserva del documento oficial de Libra.

[6]  Ver sección “¿Cuáles son los activos reales que respaldarán cada moneda Libra?” del documento oficial de la Reserva Libra.

[7] Ver documento oficial de Move: “Move: Un lenguaje con recursos programables”. También puede consultar la documentación oficial de Move directamente en developers.libra.org.

 

Obtén nuestro informe exclusivo sobre la metodología que usamos para predecir recesiones. ¡Es gratis!

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

RECIBIRÁS NUESTROS CORREOS SEMANALES

José Alvarez

José Alvarez

José estudia Ciencias de la Computación en Minerva Schools at Keck Graduate Institute (San Francisco, CA) con una concentración en Ciencias de los Datos. Anteriormente, ha ganado el primer lugar en el Facebook Data Challenge 2019 (Menlo Park, CA), y sido parte de la Universidad ElCato con el Cato Institute y la Universidad Francisco Marroquín (Ciudad de Guatemala). También busca un minor en Gobierno, Política, y Sociedad en Minerva.

Obtén nuestro informe exclusivo sobre la metodología que usamos para predecir recesiones. ¡Es gratis!

3 Comentarios

  1. Vika el 24 enero, 2020 a las 1:49 pm

    Hay mejores criptomonedas que le hegemonía que fb pretende a través de libra. Están Stellar (XML) y Monero (XMR), para empezar. Tampoco hay que olvidar Bitcoin, que fue lo que inició todo. De hecho ha habido ya suficiente investigación y artículos con el argumento de que el valor inherente de Bitcoin, ó cualquier moneda que opere en tecnología de cadena de bloques (blockchain), a diferencia de monedas tradicionales (metales preciosos), ó libra (canasta monetaria tradicional), proviene del consumo de energía eléctrica para minearla, ú operar la red (en el caso de criptomonedas no mineadas). Dicho de otra manera, el verdadero respaldo del dinero, ó la moneda del futuro, será la energía (ó la garantía de acceso a ella; la promesa de energía). Cosa que no suena nada descabellada viendo como el crecimiento del consumo enérgico de US de 1650 para acá, según datos y gráficas de la EIA, ha sido fielmente exponencial. Ó con un eje vertical logarítmico, lineal, a tasa de más de 2% anual. La energía es nuestro futuro.

    • José Alvarez José Alvarez el 24 enero, 2020 a las 2:28 pm

      Hola Vika,

      Gracias por tu comentario. Creo que es importante poner atención al modo en el que se usa la palabra “promesa”. Un activo financiero propiamente es aquel que involucra una obligación contractual.

      Encuentro un poco problemático pensar que el valor inherente de BitCoin (o incluso Libra) vendría del consumo de energía eléctrica para minearla; tanto como encuentro problemático pensar que los varios costos de operación de un banco le podrían añadir un valor intrínsico a un depósito bancario. No es así.

      En otras palabras, la energía para minear una criptomoneda, o cualquier costo de operación de cualquier tipo, dudosamente le añade un valor intrínsico al objeto. Incluso, el valor de cualquier cosa no viene de los costos de operación. De hecho, me parece que este principio importante de la teoría económica aplica también en este caso.

      La ventaja de Libra sería (a diferencia de BitCoin que involucra un valor largamente especulativo) que no conlleva el riesgo de depreciación o movimiento de valor de otras criptomonedas. Porque Libra, en cambio, sería un activo financiero (con las características para evitar tales movimientos). Lo que constituye al activo financiero es la representación de una canasta de otras monedas tradicionales. Pero esto es así porque se presume que los poseedores de Libra tienen el poder de reclamar tal representación a través de quienes administran la reserva (la obligación “contractual”).

      La teconología de criptomonedas es simplemente la base tecnológica que permite y facilita su uso. Pero la tecnología que impulsará a Libra no es lo que constituye al activo financiero como tal o lo que le da valor.

      Un cordial saludo,
      Jose

  2. Héctor Cardona el 29 enero, 2020 a las 5:15 pm

    Un buen análisis de las promesas de pago. Como tal el sistema bancario tradicional se convierte ineficiente al momento de ejecutar las transacciones por temas de riesgos y seguridad de la información. Libra facilita el intercambio comercial utilizando la promesa de pago como un apoyo al sistema bancario tradicional. Siempre existen dudas, pero la innovación en todos los servicios existentes se convierten en el camino para alcanzar el éxito sostenido en el tiempo. Buen trabajo, Jose.

Deja un comentario





logo H UFM
instituto-juan-de-mariana-400

Edificio Académico E-505
Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10
Guatemala, Guatemala 01010
Teléfono: (+502) 2338-7723/24
mtrends@ufm.edu

Este proyecto ha sido posible gracias a una donación de John Templeton Foundation | © 2015 - 2017 Universidad Francisco Marroquín | webmaster@ufm.edu | (cc) BY-NC-ND