Los mercados bursátiles más atractivos del momento (EEUU no es uno de ellos)

Si es verdad que estamos al borde de una recesión en Estados Unidos, ¿existen mejores alternativas para invertir nuestro dinero?

Tres formas de valuar un mercado

Aunque es complicado afirmar algo definitivo sobre los retornos futuros, podemos analizar el estado actual de los diferentes mercados bursátiles en el mundo en base a varios indicadores. En este artículo, vamos a ver tres métricas para evaluar las oportunidades de inversión en bolsa en los diferentes países del mundo.

Para tal fin, nuestro análisis se limita a los mercados bursátiles con una capitalización bursátil de más de $250 de millones de dólares y más de 100 empresas cotizadas. Todos los datos utilizados son de comienzos de 2019.

Veremos las siguientes métricas:

  1. La relación precio-beneficio (price/earnings) o PER promedio del país
  2. La relación precio-valor contable (price/book value) o PBV promedio del país
  3. Pago de dividendos (dividend yield) y capacidad de pago de dividendos (dividend payout ratio)

Según estas métricas, ¿qué mercados podemos considerar para invertir?, ¿qué mercados deberíamos evitar?

La relación precio-beneficio (PER) por país

Como primer indicador, analizamos la relación precio-beneficio (o precio-utilidad) del mercado bursátil de diferentes países. Sin embargo, los beneficios corporativos son extremadamente cíclicos: se complica mucho sacar conclusiones sensatas si nuestra vara de medir es sumamente inestable. (Benjamin Graham—el maestro de Warren Buffett—sugirió usar el promedio de los beneficios de los últimos diez años para tener una vara de medir más sensata.)

Nosotros, en este caso, nos limitamos a comparar la relación precio-beneficio utilizando los beneficios de los últimos 12 meses (el PER actual). También utilizaremos los beneficios proyectados de los próximos 12 meses (el PER adelantado). En este punto es importante darnos cuenta de que si el PER actual es bajo, y el PER adelantado alto, el mercado está anticipando una gran caída de beneficios en los próximos doce meses. Por el contrario, si el PER actual y el adelantado son muy similares, el mercado asume que los beneficios probablemente no cambiarán mucho en el futuro próximo.

Ahora bien, si un país tiene un PER bajo, significa que la rentabilidad en el futuro es más alta. Observen el siguiente ejemplo: si la relación precio-beneficio es 20x, significa que el precio de la acción es 20 veces la utilidad por acción. Puesto de forma diferente, significa que en unos 20 años se recupera la inversión en esta acción. Además, significa que la rentabilidad implícita está en el 5% (100 divido entre 20). En otras palabras, un PER bajo implica retornos futuros más altos, mientras un PER alto implica retornos futuros más bajos.

¿Qué mercados parecen ‘baratos’ en base a este indicador?

A primera vista, parecen atractivos países como Sudáfrica, Noruega, Francia y Finlandia. Estos mercados tienen un PER actual por debajo de 25 (implica retornos por encima del 4%). Sin embargo, se puede observar que el PER adelantado en Francia y Finlandia es mucho más alto que el PER actual. Esto significa que el mercado cree que los beneficios van a sufrir de una caída drástica.

La relación precio-valor contable por país

Cuando observamos nuestra segunda métrica, vemos similitudes con la primera, pero también discrepancias. La relación precio-valor compara el precio que pagamos en la bolsa por los activos que respaldan estas acciones según su valor contable (en muchos casos esto implica el coste histórico).

Mientras que la diferencia con nuestra métrica preferida, el equity Q ratio (el cual puedes encontrar en nuestro informe macroeconómico de los Estados Unidos), es que el Q se basa en el valor de reemplazo, mientras la relación precio-valor contable se basa en el valor en libros, los dos podrían dar, a grosso modo, el mismo resultado.

Cuando la relación precio-valor contable es baja, significa que estamos comprando los activos subyacentes a un descuento. En teoría, con una relación precio-valor por debajo de 1, si se liquidara la empresa hoy (es decir, se cierra la empresa y se venden los activos a su valor en libros), se terminaría con una ganancia inmediata. Es por esto que, en general, aplica la siguiente regla: cuando la relación precio-valor contable es baja, los futuros retornos esperados son altos. Vice versa, cuando la relación es alta, los futuros retornos esperados son bajos o incluso negativos.

Sin embargo, ésta razón depende mucho de si los valores contables son reales o inventados. Podría ser una trampa letal: pensar que estás comprando a un descuento, cuando realmente el valor en libros está inflado.

Según esta relación, observamos otra vez a Sudáfrica, México, y Rusia como mercados atractivos. Noruega, que según la métrica anterior es un mercado igual de atractivo, ya no parece una tan buena opción. Por otro lado, aparece de repente Corea del Sur. Corea del Sur está sufriendo las consecuencias de la guerra comercial entre China y EEUU. Ha sido uno de los mercados bursátiles con peor desempeño en 2019. Aparte de estos mercados más “exóticos”, tenemos a Bélgica, que parece el mercado más interesante entre los europeos.

Rentabilidad por dividendo (dividend yield) y capacidad de pago de dividendos por país

Por último, vamos a analizar la rentabilidad por dividendo. La rentabilidad por dividendo es un arma de doble filo. Por un lado, se toma casi como dado que más dividendo es mejor que menos dividendo, siempre y cuando se estime que reinvertir las utilidades no valga la pena (como regla general es el caso de empresas maduras y estables). Por otro lado, la historia está repleta de empresas que han pagado dividendos cuando realmente no tenían la capacidad de hacerlo. Para evitar este último escenario, analizamos tanto la rentabilidad por dividendo como la capacidad de pago de dicho dividendo.

En la gráfica 3 podemos observar, de nuevo, a Sudáfrica y Noruega como mercados atractivos. No sólo son los mercados que más dividendos pagan, sino que también son una pequeña fracción de los dividendos que potencialmente podrían pagar (su dividend payout ratio es bajo). También aparecen, otra vez, Rusia y México. Estos dos últimos podrían ser incluso más prometedores, dado que el payout ratio es más bajo, lo cual podría indicar que las empresas rusas y mexicanas se encuentran con mejores posibilidades de reinvertir utilidades.

Entre los peores, no obstante, se encuentra Corea del Sur, previamente mencionado, acompañado por Estados Unidos y Canadá. Tanto EEUU como Canadá no parecen nada atractivos según ninguna de las métricas analizadas, lo cual debe ser una clara advertencia a los inversores en bolsa que se enfocan en estos mercados clásicos.

Por tanto, podemos llegar a las siguientes conclusiones:

  1. México, Sudáfrica, Noruega y Corea del Sur merecen un análisis más profundo a nivel micro. Son mercados que parecen baratos.
  2. Evitar a toda costa los mercados bursátiles de Estados Unidos, España y Canadá.

La información proporcionada en esta publicación no es un análisis completo de cada hecho material en relación con algún país, región o mercado. Los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el presente corresponden al Dr. Olav Dirkmaat y tienen fines informativos únicamente. Sus opiniones pretenden ofrecer una perspectiva sobre la forma en la que analiza valores. Su comentario no está previsto como asesoramiento de inversión individual ni recomendación u oferta de compra, venta o mantenimiento de algún valor o de adopción de alguna estrategia de inversión. La remisión a la información de esta publicación queda a exclusivo criterio del observador. Consulte a su propio asesor profesional antes de invertir.

Obtén nuestro informe exclusivo sobre la metodología que usamos para predecir recesiones. ¡Es gratis!

RECIBIRÁS NUESTROS CORREOS SEMANALES

Olav Dirkmaat

Olav Dirkmaat

Olav Dirkmaat es profesor de economía en la Escuela de Negocios de la Universidad Francisco Marroquín. Antes era vicepresidente en Nxchange y analista de metales preciosos en GoldRepublic. Tiene un doctorado en Economía de la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid. Tiene un máster en Economía de la Escuela Austriaca de la misma universidad, y un máster en Marketing Strategy de la Vrije Universiteit en Ámsterdam. También es traductor del libro La acción humana de Ludwig von Mises al neerlandés y maneja fondos de familiares y conocidos, buscando oportunidades de inversión en mercados en niveles extremos (sobre o infravalorados).

Obtén nuestro informe exclusivo sobre la metodología que usamos para predecir recesiones. ¡Es gratis!

2 Comentarios

  1. Jonathan Yarhi el 26 septiembre, 2019 a las 8:19 am

    Hola Olav,

    Muy interesante tu análisis.
    Que opinas del mercado de bonos de USA como medida de protección mientras las cosas cambian?

    Saludos,

  2. Olav Dirkmaat Olav Dirkmaat el 26 septiembre, 2019 a las 12:54 pm

    Hola Jonathan:

    Yo tengo una opinión bastante favorable de los bonos de tesoro de EEUU. Hace 2 años, ya decía que – contrario a lo que decía el 95% de los analistas y economistas – la tasa a 10 años iba a bajar, no subir, mientras la expectativa era que iba a pasar la “barrera” de 3% (pasó el 3% por unos días y de ahí bajó a los niveles actuales). En caso de otra recesión, servirán de nuevo como refugio y la tasa podría bajar incluso más. Yo personalmente prefiero cash.

    Saludos,
    Olav

Deja un comentario





logo-footer-400
instituto-juan-de-mariana-400

Edificio Académico E-505
Calle Manuel F. Ayau (6 Calle final), zona 10
Guatemala, Guatemala 01010
Teléfono: (+502) 2338-7723/24
mtrends@ufm.edu

Este proyecto ha sido posible gracias a una donación de John Templeton Foundation | © 2015 - 2017 Universidad Francisco Marroquín | webmaster@ufm.edu | (cc) BY-NC-ND